Cisanlucar

Política y negocios

La tasa del azúcar

Que los refrescos tienen mucha cantidad de azúcar todos los sabemos. Pero por más que se advierta de la cantidad excesiva de azúcar, por más que se hable de los perjudicial que resulta toda esa cantidad de azúcar en nuestro organismo , y por más que salgan vídeos, anuncios o spots limpiando las cañerías con los refrescos, la gente no echa el freno y sigue consumiendo este tipo de bebidas azucaradas.

El resultado es un deterioro de la salud evidente en estas personas que, aunque no se ve en un corto periodo de tiempo, si que se nota con el transcurso de los años.

La tasa del azúcar

Y esto, se hace patente en nuestra sociedad, tanto que Reino Unido ya está pensando en poner en vigor un impuesto sobre estas bebidas azucaradas, como un método para controlar el excesivo consumo de las mismas.

Es una equiparación al tabaco, si quieres fumar y destrozar tu salud y tus pulmones hazlo, pero paga el precio. Con esta medida lo que se pretende es reducir la compra y adquisición de estas bebidas azucaradas, ya que su precio ya no estará tan a la mano de todos sus consumidores.

Pero ¿son realmente efectivas este tipo de medidas para conseguir el objetivo que se persigue? Pues para ello podemos observar lo que ha pasado en los países que ya tienen en vigor ese impuesto en las bebidas, y si realmente ha funcionado la propuesta de los gobiernos para reducir las enfermedades en la población.

Todavía no sabemos el incremento que tendrá ese impuesto en la Unión Europea, se publicarán los requisitos en formato ebook, pero si sabemos que en Méjico se incrementó en un 10% con respecto a sus precios del año anterior.

El resultado al cabo de 1 año de subida, produjo una reducción del consumo de bebidas azucaradas del 12%, siendo la reducción más importante en las clases sociales más bajas, las que precisamente tienen menos recursos para poder disfrutar de una asistencia sanitaria en caso de enfermedad.

Con esta medida, parece que todo son ventajas. El impuesto recaudará más dinero para las arcas del gobierno y además se reducirá las enfermedades producidas por este exceso de azúcar en el cuerpo.

Por suerte, hay muchas bebidas mucho más saludables que las bebidas azucaradas, y no por ello debemos de dejar todas. Se pueden tomar zumos y refrescos cuya cantidad de azúcar no supere los límites establecidos por la OMS.

Y tu, ¿estas de acuerdo con esta medida para reducir el consumo de azúcar por parte de estas bebidas? ¿Piensas que si se aumenta el impuesto sobre estas bebidas también se tendría que aumentar en otros alimentos, como la bollería, las golosinas o la comida precocinada?